Blog de Oxperta Express

Ponte al día de las últimas novedades de mensajería urgente y logística

¿Qué es el cross docking y cómo puede ayudarte en la gestión de tu logística?

Disponer de material almacenado reduce la incertidumbre y los posibles problemas ante las variaciones de la demanda o los imprevistos que puedan surgir. No obstante, en muchas empresas, desde que se recibe un pedido hasta que se prepara para su distribución, pasa demasiado tiempo

Tiempo en el que el producto no genera valor. Tiempo en el que se genera obsolescencia. Tiempo en el que pueden ocurrir riesgos adicionales. Tiempo en el que la empresa pierde dinero. 

La velocidad y la productividad en la cadena de suministro se han convertido en un importante factor de crecimiento en las empresas. Esto, junto con la necesidad de abaratar costes, mejorar el rendimiento y optimizar la gestión de las mercancías, ha obligado a desarrollar nuevas técnicas logísticas.

En el momento actual en el que vivimos, las empresas buscan una ventaja competitiva que les permita diferenciarse y conseguir un mejor posicionamiento en el mercado y, una de las mejores estrategias que se pueden aplicar para lograrlo es el denominado cross docking

El cross docking es una solución a los métodos de distribución tradicional. Minimiza el tiempo de los productos en el almacén y agiliza la cadena de suministro.

Descubre en qué consiste esta técnica, qué tipos existen, sus ventajas e inconvenientes y cómo implementarlo en tu empresa.
Oxperta

Oxperta

mayo 27, 2024
¿Qué es el cross docking y cómo puede ayudarte en la gestión de tu logística?

 

¿Qué es el cross docking?

El término cross docking viene de la frase en inglés crossing the docks que significa “cruce de muelle” o “cruzar el muelle (de carga)”. 

Este término hace referencia a la técnica logística que consiste en la distribución de la mercancía, desde la función de recepción hasta la de envío, eliminando la necesidad de almacenamiento y el proceso de picking o pasando por estas fases de forma breve. 

El cross docking es considerado el antialmacén, ya que se basa en limitar el tiempo de estancia de las mercancías en el almacén, de forma que la mercancía se distribuye al usuario de forma directa, sin necesidad de pasar por un periodo de almacenamiento previo. 

El principal objetivo del cross docking es el de conseguir que la cadena logística no se detenga. Por lo tanto, esta estrategia permite que, en menos de 24 horas, una determinada mercancía entre en el almacén y, sin ser almacenada, se gestione para su envío. No obstante, en algunos casos puede que no sea posible un proceso tan directo y sea necesario el uso de un almacén, pero bajo esta estrategia, el tiempo de almacenaje debe ser siempre menor a 24 horas.

Este tipo de técnica logística se puede adaptar perfectamente a cualquier tipo de mercancía, ya sean materias primas, componentes destinados a fábricas, productos acabados destinados a tiendas o a clientes finales, etc. 

Diseño sin título

 

¿Qué tipos de cross docking existen?

Según el tipo de gestión de la mercancía que se realice, el cross docking puede ser de tres tipos:

1. Directo, predistribuido o inmediato
Es el modelo de cross docking más básico y sencillo. En este caso, la empresa logística recibe la mercancía ya preparada, clasificada, empaquetada y etiqueta por el proveedor, teniendo en cuenta el destino final, y simplemente se encarga de identificar la mercancía, clasificarla según las rutas de transporte y movilizarla hasta los muelles de salida, sin la necesidad de una manipulación adicional.

Este tipo de cross docking se utiliza con productos frescos o de alta rotación o como, por ejemplo, una bodega y que envía un palé con botellas de vino a diferentes restaurantes.

2. Indirecto, consolidado o pre-empaque
En este caso, la mercancía sí que es manipulada, ya que la empresa logística recibe lotes de diferentes proveedores y los traslada a un área de acondicionamiento, donde realiza la tarea de picking y, por lo tanto, separa la mercancía, la examina, reorganiza, reetiqueta y la empaqueta para enviarla a destino final, adaptándola a los requerimientos de la demanda.
 
Aunque en este tipo de cross docking la mercancía sí que es manipulada, debido a que todo está controlado, el tiempo en el almacén es muy breve y en ningún caso, la mercancía se almacena. 

Este tipo de cross docking se utiliza, por ejemplo, en automoción, para piezas de una máquina que han sido fabricadas en lugares distintos y que deben conformar un único envío. 

3. Híbrido o mixto
En este caso, la empresa logística recibe la mercancía de los proveedores y, junto con mercancía que estaba temporalmente almacenada desde hace incluso más de 24 horas, conforma los pedidos, los etiqueta y los envía a destino final.

Es un tipo de cross docking más complejo, pero también más flexible, ya que permite a la empresa enfrentarse a una variedad mayor de situaciones. 


Cada uno de los tipos de cross docking tienen sus ventajas y desventajas, pero la elección de uno o de otro dependerá del tamaño y la capacidad de tu empresa, de las características, el tipo de mercancía con las que trabajas (peso, dimensiones, volumen, etc.) y su demanda, del modelo de distribución utilizado y del límite de tiempo de entrega de tus productos.

 

¿Cómo funcionan las operaciones del cross docking

De manera simplificada, las fases del cross docking que se deben tener en cuenta son las siguientes:

  1. Programación: los proveedores emiten un Advanced Shipping Notice (ASN) y notifica a la empresa de logística sobre la mercancía que llegará al almacén. EL ASN incluye detalles como la fecha y hora del envío, códigos de identificación de la mercancía, cantidades enviadas, etc. De esta manera, la empresa puede controlar cuando llegará la mercancía y prepararse para trabajar con ella. Además, los proveedores colocarán etiquetas con código de barras o identificación por radiofrecuencia (RFID) en la mercancía para facilitar al personal del almacén la identificación de esta.

  2. Recepción: la mercancía de distintos proveedores llega a través de camiones o tráileres y se asigna a un muelle de recepción. Se descarga, se identifican los productos y se realiza un control de calidad y de cantidad para verificar que la mercancía entregada se corresponde con lo indicado en el albarán de entrega. Asimismo, se clasifica y, si se trata de cross docking indirecto, se preparan los pedidos según lo solicitado por cada cliente y se embalan de nuevo.

  3. Expedición: se distribuye la mercancía o los pedidos ya preparados y embalados hasta los muelles de salida. Se agrupan los pedidos según destino y se cargan los palés teniendo en cuenta las distintas rutas de transporte y las paradas que va a efectuar el camión. Finalmente, se envían a los diferentes destinos, adjuntando la documentación que se requiera, que generalmente se trata del packing list y la documentación de transporte. 


A diferencia de la cadena de suministro tradicional, en la que se almacenan los productos para disponer de stock hasta que los clientes hagan el pedido, lo cual supone un flujo discontinuo, en el cross docking, la oferta y la demanda están alienadas, de tal manera que solamente se pide al proveedor lo que los clientes ya han pedido.

 

¿Qué ventajas supone el cross docking?

Integrar el cross docking en la cadena de suministro de una empresa ofrece grandes beneficios:

  • Apoya a las estrategias Just In Time.

  • Mejora la eficiencia y la productividad de toda la cadena de suministro, provocado por una mayor agilidad y, por lo tanto, reducción del tiempo de trabajo de los operarios y del tiempo de inactividad.

  • Es un modelo de distribución rápido y rentable, que simplifica y acelera la gestión de la cadena de suministro y permite un ahorro general de tiempo.

  • Ofrece un mejor control, ya que se gestionan con la propia tienda las necesidades de los clientes.

  • Reduce el riesgo relacionado con la demanda fluctuante puesto que, como los pedidos a los proveedores se realizan después de que los clientes indiquen qué desean, hay margen para cancelar, para tener problemas con el pago, etc., lo que supone no tener que pronosticar la demanda con mucha anticipación.

  • Permite reducir los costes operativos de recepción, gestión del inventario, almacenaje, manipulación, mantenimiento, embalaje y preparación, distribución y transporte.

  • Permite un ahorro energético tanto dentro como fuera del almacén, incrementa la sostenibilidad y reduce la huella de carbono de la cadena de suministro, ya que no se desperdician recursos en el transporte porque la clasificación de la mercancía permite planificar mejor las rutas de transporte.

  • Reducción de la mano de obra y de su coste correspondiente.

  • Optimiza y reduce el espacio del almacén, lo que implica rentabilizar el espacio físico y necesitar menos sistemas de almacenamiento como estanterías, sistemas de seguridad, máquinas de logística, etc. 

  • Reduce el tiempo de las mercancías en el almacén y las tareas y los tiempos de manipulación, minimizando errores, accidentes y daños en esta, como roturas, robos o pérdidas.

  • Reduce los procesos de picking, siempre y cuando se trate de cross docking directo.

  • Reduce las devoluciones y los costes derivados de estas, debido a la constante rotación que permite que el personal pueda estar en continuo contacto con la mercancía y detectar aquellos productos que se encuentren dañados o en mal estado y reemplazarlos.

  • Aumenta la vida útil de la mercancía y minimiza el riesgo de desperdicio, pérdida de valor y/u obsolescencia. Además, permite mantener la frescura de la mercancía, garantizando las condiciones de conservación, sobre todo de los productos agroalimentarios y perecederos como el pescado, la fruta o las flores, lo cual supone un incremento de su disponibilidad.

  • Facilita la reubicación de la mercancía.

  • Facilita el cumplimiento de los plazos de entrega fijados e incluso, los reduce.

  • Mejora el servicio y la experiencia al cliente y está orientado a satisfacer sus necesidades de la manera más eficiente y efectiva posible.

  • Se puede encajar en la filosofía de Efficient Consumer Response (Respuesta Eficiente al Consumidor)

 

¿Qué riesgos supone el cross docking?

Como en todos los procesos logísticos, la estrategia de cross docking conlleva ciertos riesgos si se aplica de forma deficiente: 

  • Implica una gran inversión inicial para ponerla en marcha, debido a que es necesario un rediseño o acondicionamiento del almacén y tecnología para llevar a cabo esta estrategia.

  • No admite fallos en la cadena de suministro, ya que estos repercuten directamente en el servicio de transporte y el margen para solucionarlos es reducido.

  • Requiere de tiempo, dedicación, planificación y supervisión para mantener el control de los tiempos, el buen funcionamiento y que no se cometan errores.

  • Toda la cadena de suministro debe funcionar de forma coordinada y sincronizada. En caso contrario, se corre el riesgo de cuello de botella, es decir, que una de las fases de la cadena sea más lenta que otras, lo cual va a ralentizar el proceso de producción de manera general.

  • Dependencia del cumplimiento de todos los agentes implicados en el proceso.

  • El sistema de etiquetado y los sistemas de información utilizados por los diferentes agentes deben ser comunes y compatibles para agilizar los procesos.

  • No aplica para todos los tipos de empresas y es necesario un alto volumen para que sea rentable. Además, funciona mejor con mercancía paletizada que con cargas fraccionadas y no todos los proveedores son capaces de entregar productos ya preparados.

  • Al no contar con un stock propio, si se producen contratiempos o imprevistos, es posible que no se pueda satisfacer la demanda en los plazos acordados.

  • El control de calidad debe realizarse rápido, pero de forma efectiva porque, si sale del almacén mercancía dañada, las ventajas del cross docking desaparecen.

  • Requiere de una mayor dependencia de puntualidad y fiabilidad de los proveedores y transportistas.

  • No se permiten errores o confusiones en la entrega, ya que en el caso de cometerlos el pedido podría mandarse a una dirección muy diferente a la que tendría que llegar.

  • No permite demasiado margen de error en caso de que la cantidad no sea la correcta.

 

¿Cómo implementar una estrategia cross docking?

El cross docking supone un gran cambio para la mayoría de los almacenes y centros de distribución. Requiere de análisis de las operaciones que se van a llevar a cabo y de tiempo para realizar todos los ajustes que suponen implementar esta estrategia. 

Antes de comenzar a plantearte esta estrategia, debes determinar si tu tipo de empresa o el producto que comercializas es apto.

El cross docking no es recomendable si tu empresa tiene poca continuidad, las relaciones con los actores de la cadena de suministro no son buenas ni constantes o si no deseas, o no puedes, invertir en una infraestructura física adaptada a esta estrategia y/o en tecnología. 

Tampoco es aconsejable si los muelles de entrada y salida tienen horarios diferentes, ya que, en este caso, la mercancía se tendría que almacenar durante un tiempo y es lo que se intenta evitar.

Por el contrario, esta estrategia es muy beneficiosa para ciertas empresas debido a las ventajas que ofrece:

  • Para empresas con un gran volumen de inventario con demanda estable, puesto que se puede predecir la evolución del flujo con un pequeño margen de error.

  • Para empresas con promociones especiales o rebajas, para planificar y responder a los picos de demanda con rapidez.

  • Para empresas con productos de alto valor, voluminosos, con elevada rotación y periodos de entrega ajustados, como muebles o electrodomésticos, para responder a la demanda con mayor celeridad.

  • Para empresas del sector alimentario que comercializan productos perecederos, sin conservantes o con temperatura controlada, ya que deben ser distribuidos de forma rápida para impedir que se caduquen o deterioren.

  • Para empresas del sector farmacéutico que, de la misma manera que el alimentario, comercializan medicamentos perecederos que deben permanecer a una temperatura concreta, con el fin de ofrecer un suministro rápido y continuo con plazos de entrega breves.

  • Para prensa diaria donde la inmediatez es básica y los productos se distribuyen en los diferentes puntos de destino sin pasar por almacén.

  • Para empresas de automoción, ya que, al llevarse a cabo una correcta ruta, se realiza todo el proceso justo a tiempo y se previene paros de plantas.

  • Para e-commerce, puesto que muchos consumidores no solo quieren poder realizar sus compras las 24 horas del día, los 365 días del año, sino también que las entregas sean lo más rápidas posible. Además, en promociones especiales como Black Friday, Navidad o ventas de liquidación, donde se generan pedidos masivos, el cross docking permite entregas más rápidas a menor coste.  

Por ello, si tu empresa forma parte de alguna de estas categorías, debes realizar una evaluación interna y económica para determinar si esta estrategia aumentará tu ventaja en costes y productividad, además de los niveles de satisfacción del cliente o si, por el contrario, podría suponer una inversión injustificada que terminase complicando la gestión logística, impactando negativamente en los costes y en el funcionamiento de las operaciones.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que implantar esta estrategia supone un cambio organizativo importante, que requiere del compromiso de todo el personal de la empresa y, sobre todo, de la cadena de suministro, para que funcione correctamente. 

Asimismo, uno de los aspectos que van a hacer que el cross docking sea implantado con éxito, es el uso de tecnologías avanzadas.

Algunas de las herramientas tecnologías que van a ayudar a llevar a cabo la estrategia de manera eficiente son:

  • Intercambio electrónico de datos (EDI): permite realizar integraciones entre proveedores y clientes para intercambiar información de forma rápida, segura y concisa.

  • Advanced Shipped Notice (ASN): permite tener los avisos informatizados para agilizar los flujos de trabajo.

  • Software de gestión de almacenes (SGA): permite planificar y optimizar el flujo de mercancías en el almacén, ya que proporciona información en tiempo real sobre la ubicación de esta, el estado del inventario y los pedidos pendientes. De esta manera, se automatiza y mejora el servicio de distribución, lo cual supone una mayor rapidez en las entregas y una mayor satisfacción al cliente. Además, permite controlar la calidad de los productos y revisarlos fácilmente en caso de haber problemas durante el tránsito al almacén y disminuye el número de artículos obsoletos.

  • Escáneres de códigos de barras e identificación por Radio Frecuencia (RFID): permiten a los trabajadores de almacén agilizar las operaciones de lectura de etiquetas e identificar rápidamente los artículos y su ubicación. Además, permiten, por ejemplo, hacer un conteo en tiempo real de toda la mercancía que se carga o descarga o un inventario permanente de forma automatizada en ciertas áreas del almacén.

  • Robots y cintas transportadoras: permiten el transporte de las mercancías de manera eficiente y precisa, lo que ayuda a reducir los errores de procesamiento y aumentar la velocidad del proceso.

Estas tecnologías permiten la automatización del almacén y, por lo tanto, que el hecho planear y ejecutar la estrategia de cross docking resulte menos complicado.


El cross docking se trata de una estrategia realmente eficiente de gestionar productos y mercancías en el sector logístico. Estos procesos han supuesto un avance enorme en la fluidez de la cadena de suministro, tanto que, entre dos empresas similares, disponer de un cross docking eficiente puede marcar una diferencia importante y una ventaja competitiva que merece la pena analizar. 

En cualquier caso, antes de llevarlo a cabo hay que valorar todas las ventajas y desventajas y tener en cuenta todos estos consejos para que la implementación de esta estrategia sea correcta y efectiva.
Recuerda que la implementación debe ser gradual y es recomendable buscar asesoramiento y aprender de empresas o expertos que ya hayan implementado con éxito esta estrategia. 

De hecho, un partner puede facilitarte de una forma importante su implementación, ya que posee las instalaciones y medios para llevarla a cabo.

En Oxperta Express ofrecemos soluciones logísticas con posibilidad de aplicar la estrategia de cross docking y gestionamos los escenarios de manipulación de mercancías intermedias. Además, disponemos de soluciones y herramientas digitales avanzadas para llevar a cabo todo el proceso con éxito.

 

QUIERO SABER MÁS INFORMACIÓN

Comparte:

¡Suscríbete aquí! 😀

Suscríbete y obtén las últimas novedades del sector en tu bandeja de entrada.